La risa caníbal

La risa caníbal. Andrés BarbaLa risa caníbal
Andrés Barba – Alpha Decay

‘La risa es siempre una amenaza, una agresión tan perversa como el canibalismo’.

Andrés Barba parte de diferentes hechos históricos para abordar en cada uno de los capítulos de este nuevo libro un aspecto diferente de la risa. De qué nos reímos, por qué, cuándo y cómo. Está claro que no todos nos reímos de las mismas cosas, nos pasa también en La Buena Vida, y que lo que a unos nos hace gracia, puede resultar ofensivo para otros. Llevado al extremo, incluso puede provocar atrocidades como las cometidas a raíz de las caricaturas de Mahoma publicadas por el ‘Charlie Hebdo’. Estos acontecimientos recientes tienen su hueco en las páginas del libro, como lo tiene también el ataque a las torres gemelas. ¿Cómo vivieron los humoristas los meses después? ¿Cuándo regresó el humor a la sociedad americana?

El mismo George Bush tiene su propio capítulo: ‘George Bush, o el payaso involuntario’. Involuntario pero de los más efectivos para provocar la risa con la recopilación de algunos grandes momentos que nos regala Barba.

Pero hay mucho más. La risa provocada por los ventrílocuos y sus muñecos, el origen del chiste o el humor en las primeras películas pornográficas. También las diferencias entre el humor creado y representado por hombres y el que hacen las mujeres. ¿Es igual la percepción que tenemos de la persona que nos hace reír, según sea su sexo?

No se olvida de nada Barba. Ni siquiera del querido Chaplin y su película ‘El gran dictador’, de la que se sirve para hablarnos de la construcción de una parodia, de lo que nos hace o no gracia cuando somos el objeto de la misma y hasta se atreve con lo que pudo sentir Hitler al verse representado en la pantalla. Pero no se queda el autor sólo en la persona de la que acabamos riéndonos, sino que también repara en el creador de la parodia: ‘Charles Chaplin sabía lo suficiente para hacer su parodia, pero también desconocía lo suficiente, y es necesario desconocer lo suficiente para que no se active el inhibidor natural más poderoso de la risa: el sentimiento’.

Reírse o no reírse según de qué. He ahí la cuestión.

Anuncios

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s