Un tal Cervantes

Después de leer este fantástico cómic, con más seguridad pienso que sobran Trumps y faltan Quijotes.

Anuncios