Archivo de la etiqueta: Cabaret Voltaire

Canción dulce

Canción dulce
Leila Slimani
Traducción del francés de Malika Embarek López
Cabaret Voltaire, 2017

Con la estructura de un thriller psicológico, Slimani realiza un relato convincente de las emociones ocultas detrás de la vida moderna urbanita. La pobreza absoluta, casi la esclavitud de los trabajadores domésticos conviviendo con las alegrías y miserias de una clase media profesional.
Un retrato sin buenos ni malos, en los que las mejores páginas son las dedicadas a la soledad emocional de la vida urbanita más costumbrista, y la mayor delicadeza la encontramos en la descripción de los pequeños gestos de la vida cotidiana y de nuestras relaciones con los demás.
Inquietante por cotidiana, la vida de los personajes de Slimani no puede ocultar que lo trágico no es la violencia, por eso la antepone al relato, sino cada día tal y como la viven.
Una escritora con una mirada penetrante que ganó con esta novela el prestigioso Goncourt en 2016.

La mujer helada

la mujer heladaLa mujer helada
Annie Ernaux – Cabaret Voltaire

No hay necesidad de poner etiquetas a los libros, de ubicarlos en un género determinado, pero aunque la hubiera, sería complicado hacerlo en este caso. La misma autora, Annie Ernaux, dice que se resiste a llamar novelas a sus trabajos, más aún a ‘La mujer helada’, una obra escrita en 1981 que por fin nos llega de la mano de Cabaret Voltaire.

Ernaux parte de la realidad, su realidad como mujer en aquel momento, para hacer un repaso a su vida desde la treintena, casada y con dos hijos y con un trabajo de profesora. Partimos de su infancia y conocemos a las mujeres de su familia que la rodeaban en aquella época, los modelos que tenía cerca y que de manera inevitable marcan, a esas edades, su visión del mundo, para desde ahí descubrir sus anhelos como mujer y cómo estos han cambiado, desaparecido o se han adaptado a lo socialmente establecido.

Porque muchas veces las cosas no salen como las planeamos y el que imaginamos en la adolescencia y juventud que será nuestro itinerario vital, cambia de manera sorprendente llevándonos a sitios que nunca pensamos transitar.

‘La mujer helada’ nace de la necesidad de la autora de explicar, explicarse a sí misma, cómo ha llegado a la situación en la que se encuentra en ese momento, de la ansias de saber dónde se quedaron la ambición personal y profesional. Y lo hace contando sus dudas, mostrando sus cambios de opinión a cada momento, narrando cómo se justifica ante ella misma por no hacer lo que realmente querría, como aplaza sus deseos, como, en definitiva, se deja colocar (o se coloca) en el último lugar.

Una buena lectura que al acabar nos hizo preguntarnos si nos estábamos dejando también nosotros algún deseo fundamental por el camino. Habrá que ponerse a recuperarlos antes de que el frío nos deje helados.

Espejo de sombras

cubierta_diario.inddEspejo de sombras – Felicidad Blanc – Cabaret Voltaire
Llegaba envuelta en un aura de frialdad y misterio. Altiva, como si el barro del mundo nunca la fuera a manchar. Educación pétrea y voz intensa, aunque al fondo de su imagen se pudiera vislumbrar el rictus de la mujer abnegada a la que le han vencido las miserias de la vida. Así se deja ver Felicidad Blanc y Bergnec de las Casas en El desencanto (1976), la película documental que retrata la trastienda de la familia de los Panero, más de una década después de la muerte del poeta Leopoldo Panero.


Espejo de sombras
(1978) viene a ser la respuesta de Felicidad a este documental que, aunque dirijido por Jaime Chávarri, fue idea original de Michi Panero, el menor de la saga. Ahora es rescatado por la editorial Cabaret Voltaire, con el mismo prólogo de Natividad Massanés, profesora de la North Carolina University que, además, transcribió y editó  las conversaciones que dan forma a este libro de aristas melancólicas.

Felicidad Blanc es una niña triste de la alta burguesía madrileña que deviene en una Greta Garbo en su juventud. Es deportista, tiene buenas relaciones, muchos novios y es lectora ávida e inteligente. Primero en la Gran Vía y después en el palacete de la calle Manuel Silvela, Blanc disfruta de una vida acomodada y siente el amor paternal, médico que medra y dispensa a su familia todo tipo de comodidades. Pero a Blanc, como a tantos otros, se le acaba la juventud con la Guerra Civil. Llegan el frío, el hambre y la muerte, como un regalo envenenado, al perder a su hermano Luis luchando en el bando republicano.

Al finalizar la contienda conoce al poeta Leopoldo Panero. El noviazgo anunciaba un amor amargo, a pesar de ello hubo matrimonio y tres hijos con los que bregar. Pero fue Leopoldo María, años depués de la muerte de su padre, el que la hizo transitar por caminos inimaginables. La adicción a las drogas, así como su oposición al franquismo del hijo mediano, llevó a esta mujer de talante austero por un via crucis de cárceles y psiquiátricos.

Espejo de sombras son las memorias tremendas de una mujer que dejó escapar su talento para ser esposa ejemplar y madre eficiente. Blanc sintió hondamente la poesía y se enamoró de Luis Cernuda, entre otros. También publicó cuentos en las revistas de la época, aunque desistió en el intento de buscar la felicidad en la escritura. Para completar la historia trágica de la familia Panero y de una España empozoñada, mencionaría el libro publicado recientemente por el  poeta Luis Antonio de Villena,  Lúcidos bordes de abismo. Memoria personal de los Panero, como buen complemento a estas estas memorias que ya tienen su espacio en la mesa de novedades de La Buena Vida.

El pan a secas

https://i1.wp.com/www.cabaretvoltaire.es/assets/images/portada_el_pan_a_secas.jpgEl pan a secas
Mohamed Chukri – Cabaret Voltaire

Cabaret Voltaire tiene buen ojo para el reestreno. Esto es, para señalarnos esos textos que aún no son clásicos porque no tienen el tiempo necesario para ello, pero que ya se adivinan como textos imprescindibles de una época. Así recibimos esta novela autobiográfica, una narración de madurez, donde el autor nos cuenta su infancia y juventud, y cómo, sobreviviendo  a ambas, porque de este modo llega uno a ser un adulto, se convierte en el hombre que es. El texto se inicia con el asesinato de su hermano pequeño a manos de su brutal padre y termina cuando, huyendo de todo, si esto es posible, consigue aprender a leer. La literatura como una salvación, sí, nos gusta este tema en La Buena Vida.

La pérdida de la inocencia, el sexo, la violencia, las relaciones sociales al filo de la navaja, la amistad, la traición. Una época difícil para vivir en Marruecos, Tánger, Tetuán… las luchas de españoles y franceses, la cultura musulmana y el choque de ésta con los colonizadores del otro lado del Mediterráneo, la independencia y el despertar político y nacionalista. Todo un paisaje que complica aún más la exitencia de este adolescente, para el que la vida parecía un decorado de los payasos de la tele: se cae todo y solo puedes decir tu frase antes de que se vean las estructuras metálicas.

Una educación libertina

Una educación libertina
Jean-Baptiste Del Amo – Cabaret Voltaire

Gaspard llega al París de 1760 huyendo del olor a pocilga de su “hogar” natal. Lo único que sabe es que París es su decisión, su camino, su salvación. Pronto conocerá la mugre, la náusea de una ciudad tan decadente como atractiva. Con la determinación de un suicida, Gaspard está decidido a pagar cualquier precio por ser alguien. Su juventud y su deseo de aprender, su necesidad de una figura paterna, lo emparejará primero con el ribereño Lucas, luego con Billod y su taller de pelucas, más tarde con Etiènne de V. y, tras el impacto que éste supone en su concepción del mundo, seguirá con pasos adelante y atrás hasta cumplir su objetivo. ¿Pero cuál es el objetivo?
Que alguien haya escrito una novela como esta a los 26 años parece realmente increíble. Más que justamente premiado y exitoso en Francia, lo que supone este libro es o una puñalada por la espalda o un estímulo para la autoexigencia de cualquier joven escritor. Del Amo, de abuelos españoles, escribe con una riqueza de vocabulario, una precisión y una rabia hipnóticas que te dejan a ratos sin aliento, otras dolorido por su crudeza y siempre sorprendido.
Las 500 páginas de esta maravillosa traducción te van a atrapar, a subyugar y provocarán la pérdida de competitividad en tu puesto de trabajo. Una novela rica y maravillosa, que nos transporta a las calles del París de la época, pero no sólo a los salones perfumados y cortesanos, también nos paseará por las tabernas llenas de mierda, los burdeles mugrientos, la muerte en la calle. Será un libro recomendado durante mucho tiempo en La Buena Vida a nuestros mejores lectores, a los que quieren sumergirse en una literatura que, al pasar la última hoja del libro, les haya dejado marcas y sensaciones para siempre.