Archivo de la categoría: Narrativa

La vegeteriana

La vegetariana
Hang Kang
Traducción de Sunme Yoon
:Rata_

Yeonghye, el personaje sobre el que pivota esta novela, ha decidido hacerse vegetariana, dejar la carne de lado e ir abandonando poco a poco las necesidasdes alimenticias de cualquier ser vivo. La carne es «signo de bonanza, de poder, de nutriente necesario para seguir creciendo y compitiendo entre la elite», explica Gabi Martínez en el prólogo.

Una de las curiosidades de La vegetariana es que la voz de la protagonista apenas se manifiesta. El lector tiene cierta información de ella a través de unos sueños que la mantienen en estado de letargo. Son precisamente esos sueños, y la interpretación que hace de ellos, los que la apartan de la ingesta de carne. Los narradores, por tanto, son otros tres personajes: el marido, el cuñado y la hermana -en ese orden.

En clave de tríptico, Hang Kang cuenta la experiencia de los familiares junto a esta joven que va perdiendo el brío, belleza y la gracia -si alguna vez la tuvo-. La montaña se desmorona, se dice varias veces en la novela, y con ella arrastra a todo aquel que en algún momento la coronó.

Tanto la parte que narra el marido, como la que narra el cuñado, tienen el pulso del thriller. En ella se deja ver una narradora con punch, donde la acción ocupa gran parte de texto. Es fácil caer en el spoiler si uno se extiende en el argumento. Puedo decir, para compensar, que la novela se precipita por lugares inusuales que producen, por momentos, fascinación y sorpresa.

La tercera parte está narrada por la hermana de Yeonghye. Ésta es más pausada y melancólica. En ella se aprecia el patriarcado en el que vive la sociedad surcoreana, la desprotección y el abandono al que se ven abocados sus personajes.

La convivencia, la familia, el deseo, la tensión sexual, el cuerpo, el arte y sus peregrinas y necesarias contradicciones, así como esa extrañeza que a veces es vivir, caminan cogidas de la mano.

Conforme la narración se desarrolla, los hechos  se van haciendo su hueco irremediable  en la realidad que desborda a todos los personajes de esta novela inquietante y provocadora.

El libro lo complementa abundante material extra, algo inusual en este tipo de formato. Además del prólogo al  hice alusión al inicio, cuenta con una entrevista con la autora y un texto de la traductora. La vegetariana recibió el Man Booker International 2016.

@cercodavid

Tiene que llover

Tiene que llover
Karl Ove Knausgard
Traducido por Kirsti Baggethun y Asunción Lorenzo
Anagrama

Título húmedo el que ha utilizado  Karl Ove Knausgard para la quinta entrega de Mi lucha. Y aunque es el menos poético de todos, razón no le falta, porque si deja claro algo en este volumen, el más largo hasta ahora, con 691 págs. en la edición en español, es que la geografía y el clima también le han forjado el carácter.

En Tiene que llover se comienza narrando un viaje de vuelta a casa sin dinero y sin comida, con las hechuras de un  beatnick nórdico que busca con deseperanza su propio On the road.  El escritor noruego relata las andanzas de 1988 a 2002, con la ciudad de Bergen como epicentro, cuando las dudas, el miedo y la frustración del veintañero que fue rezuman como gotas de sangre en la piel.

Knausgard se acerca al estereotipo de escritor atormentado, bebedor y autodestructivo que, en la lucha por encontrar su camino en el mundo de la literatura, se enreda hasta dar de bruces con borracheras que degeneran en violencia, autolesiones y una diversidad de pérdidas de control que el escritor cuenta al detalle.

En Bailando en la oscuridadla cuarta entrega- ya había dado claras señales de su incipiente vocación de escritor. En esta entrega la lucha contra la hoja en blanco se vuelve  tema principal -también en Un hombre enamorado lo fue-, así como sus relaciones de pareja, el azote de su padre, sus miedos más íntimos: ahí están la eyaculación precoz, el complejo de inferioridad subyacente y una baja autoestima punzante y desoladora  a la que combate como puede.

Todas estas cuestiones se abren paso en la novela y crean un microcosmos adictivo, que de pedestre en la realidad, se convierte en  literatura.

El fraseo largo, los párrafos cortos alternados con grandes bloques, junto a los diálogos, le dan una textura, a esta quinta parte de Mi lucha, más que sugerente. Entiendo que el trabajo de los dos traductores para que el todo fluya de esta manera ha sido importante.

Tiene que llover, para mi gusto, no es la mejor de las cinco partes.  Pero es tan necesaria como las otras. Aun así  hay momentos de gran lirismo y aborda las descripciones y los paisajes con gran sensibilidad.

Por otro lado, tiene la elegancia de engarzar con finura cada escena y cada página, a pesar de la voluminosidad. Construye breves ensayos literarios que iluminan el relato de lo cotidiano. Tiene un gran ojo para el detalle, siempre de lo macro a lo micro.

Aunque quizá, lo que convierta a Karl Ove Knausgard en un escritor arriesgado y valiente, son esas páginas en las que ahonda en la complejidad del ser humano, donde no duda en exponerse personalmente, como un cordero abierto en canal. Pero no por la falta  de pudor, sino por la hondura de su apuesta.

Si Michael Leiris hablaba de La literatura  considerada como tauromaquia, donde el escritor es un tipo que en cada párrafo se juega la vida, no hay duda, Karl Ove Knausgard es uno de ellos.

@cercodavid

 

 

 

La noche, la resaca y el Día del Libro de 2017

Como cada año, con toda la pereza que da preparar una fiesta y con las ganas de que llegue y poder disfrutarla, hemos preparado nuestros suculentos planes para los días 21, 22 y 23 de abril.

Ven a disfrutar del 10% de descuento en la compra de libros con la excusa de nuestras propuestas:

Viernes, 21 de abril, a las 21:00 horas
“Una habitación propia”, de Virginia Woolf
La versión teatral que reestrena en el Teatro Español dos días después de venir a la librería, en versión de María Ruiz interpretada por Clara Sanchis
Una escritora da una conferencia ante unas jóvenes estudiantes, sobre el tema de “las  mujeres y la literatura”, en 1928. Sus palabras, irónicas y afiladas, son el relato vivo de un  descubrimiento: para dedicarse a la literatura, una mujer necesita dinero y una habitación propia. Sólo hace nueve años que se le ha concedido el voto a la mujer.

También puedes sacar entradas para verlo a partir del 27 de abril en el Teatro Español (sala Margarita Xirgu)

Sábado, 22 de abril, a las 18:00 horas
Presentación de “Zona Reservada” la primera revista cultural juvenil, hecha por y para jóvenes de 12 a 17 años.
Los autores de sus textos y miembros de la redacción presentan el número 0 de esta publicación que aspira a crear una espiral de jóvenes inquietos que atraiga a toda una comunidad interesada en la literatura, el cine, el cómic, la música, los videojuegos y la creación artística en general. Están invitados fundamentalmente chicos de esas edades, pero también profesores, editores, …

y a partir de las 21:00 horas
Os invitamos a compartir una copa de vino y algo de picar mientras nos celebramos eligiendo próximas lecturas y disfrutando de la librería entre amigos.

 

 

 

Domingo, 23 de abril, a las 12:30 horas
Javier López Facal y Germán Huici. Un aperitivo para pensar.
No se conocen, residen en Madrid y no comparten generación ni movimiento creativo ni intelectual alguno. Pero hemos decidido juntarlos en un aperitivo porque la lectura de ambos es de las cosas más positivas que hemos tenido en la librería. Nos permiten adivinar un talento, cultura y perspicacia que fluye libre debajo de este aparente páramo en el que vivimos. Si los conoces, no hace falta que te digamos mucho más. Si no los conoces, confía en nosotros y ven dispuesto a compartir un aperitivo divertido y estimulante que te dará qué pensar mientras hablamos de sus respectivos útlimos libros “La hoja del olmo no es perfecta” y “El dios ausente”.

Puedes reservar tu plaza para las actividades del viernes y del domingo en la librería o en este enlace

 

Perdón

Perdón – Ida Hegazi Hoyer. Traducción de Cristina Gómez-Baggethun. Nórdica, 2017

‘Una historia de amor y desegaño’. Así reza la faja de la novela de Ida Hegazi Hoyer, ‘Perdón’ y, aunque pueda sonar a algo ya leído, no encontraremos en sus páginas una historia convencional.

El inicio nos da una pista de que lo que sigue no nos va a dejar indiferentes. Tras un apunte situado en la actualidad, comienza el relato de los hechos, que en este punto sí, puede parecer una historia más. Un enamoramiento a primera vista, un fogonazo que ciega a dos jóvenes, un inicio que podría ser el de la historia de amor perfecta, tantas veces idealizada, sobre todo por la joven que a sus 21 años cree ver en Sebastian al hombre perfecto. Tanto, que no tardan en irse a vivir juntos y empezar su historia en común.

Es aquí cuando empiezan a conocerse en medio de una rutina que extraña por su reto constante y su aislamiento del mundo. ‘Ya no hay ni un tú ni un yo’, se repiten como muestra de un amor que presume de incondicional, y dejan pasar los días con la boda en el horizonte. Pero cuando el enamoramiento empieza a recobrar la vista, asoma una nueva realidad, una realidad en la que aquella perfección resulta no ser más que una construcción del deseo. La confianza absoluta desaparece y surgen las dudas, las averiguaciones y los descubrimientos dolorosos.  Y todo se desborda.

Merece la pena acompañar a la joven pareja en su día a día y descubrir con ellos las rarezas de este amor.

Paula Fuertes

 

Canción dulce

Canción dulce
Leila Slimani
Traducción del francés de Malika Embarek López
Cabaret Voltaire, 2017

Con la estructura de un thriller psicológico, Slimani realiza un relato convincente de las emociones ocultas detrás de la vida moderna urbanita. La pobreza absoluta, casi la esclavitud de los trabajadores domésticos conviviendo con las alegrías y miserias de una clase media profesional.
Un retrato sin buenos ni malos, en los que las mejores páginas son las dedicadas a la soledad emocional de la vida urbanita más costumbrista, y la mayor delicadeza la encontramos en la descripción de los pequeños gestos de la vida cotidiana y de nuestras relaciones con los demás.
Inquietante por cotidiana, la vida de los personajes de Slimani no puede ocultar que lo trágico no es la violencia, por eso la antepone al relato, sino cada día tal y como la viven.
Una escritora con una mirada penetrante que ganó con esta novela el prestigioso Goncourt en 2016.

Manual de exilio

Manual de exilio
Velibor Colic
Traducido del francés por Laura Salas Rodríguez
Periférica, 2017

Entre el portal de mi casa y la boca del metro, cada día, cuatro veces al día, me cruzo con grupos de adultos sentados bebiendo vino o cerveza desde buena mañana. Todos ellos hablan en idiomas extranjeros y salen de los albergues de acogida cada mañana para dejar pasar el tiempo. Leyendo este magnífico libro de Colic, me pregunto cuántos escritores estoy dejando de conocer por no unirme al grupo. Porque aquí en la librería, todos parecen muy formalitos, pero alguno como él habrá pasado temporadas en la calle, sin rumbo, a punto de perder la cabeza, solo unido a la razón por el deseo y la fuerza interna de querer ser escritor, de serlo.

Conocimos las peripecias de Velibor Colic a través de su novela “Los bosnios” donde nos contaba cómo abandona todo para ser reclutado como soldado en la guerra que destruirá su juventud, su familia, su casa, su ciudad, su país y el sueño de una Europa en la que algo así, no podía pasar, y en la que desde hace años no dejan de pasar cosas que nunca podían pasar, recordándonos otros tiempo en los que la actualidad dejaba solo el rumor de “esto aquí no puede pasar”, hasta que pasó.

Pero este no es un libro testimonio, que lo es. Sobre todo los dos primeros tercios del libro tienen una prosa emotiva, en la que no sobra nada, que nos introduce en una vida de exiliado a la espera de la concesión del asilo político, mientras los días caen como losas que solo el alcohol y una llama en la que nunca deja de arder la literatura logran mitigar, en un tiempo en el que obligamos a las personas a dejar de serlo, porque no poseen derechos, futuro ni forma de hacerse  con las riendas de sus vidas. Y, en el fondo, todo el libro es un canto de amor a la literatura, como herramienta para contarnos la vida, asidero para una realidad imposible de comprender, i-n-a-g-u-a-n-t-a-b-l-e.

“Manual de exilio” nos conecta con las personas detrás de las sombras sin rostro de la calle, de los telediarios. Pero no lo hace con una llamada a la lástima n a la condescendencia, sino con un relato de pelea sorda por mantenerse cuerdo, de un escritor exiliado, de un exiliado escritor. Bienvenido a la Europa de los derechos y de los sueños.

NOG

NOG
Rudolph Wurlitzer
Traducción del inglés de Rubén Martín Giráldez
Underwwod, 2017

En coches desvencijados, en una caravana con la nevera llena de cervezas, con un imaginario pulpo de película de serie B de ciencia ficción en un remolque; en acantilados y desfiladeros a las puertas de poblados, en comunas hippies, en colonias de iluminados sectarios, en clínicas de rehabilitación; en fiestas tras las que nadie recuerda nada, en orgías en cocinas, en ranchos de solitarios armados hasta los dientes…. uauh, vaya paseo por la América empastillada.

Underwood se estrena como editorial con un texto que bien parece una carta de presentación radical. Alucinado viaje por las mentes de lunáticos gurús que acaban perdiendo la consciencia y que deambulan por paisajes desolados con un maletín de médico en el que llevan el elixir en forma de pastillero que administran con sabia torpeza a sí mismos y a toda la fauna enloquecida que encuentran a su paso. Divertido la mayor parte del tiempo, reconozco que en algún momento, acudí a la cerveza para ponerme a tono con la lectura y sintonizar con una literatura que en España nos recuerda a un Juan Francisco Ferré de vuelta por un viaje iniciático por el oeste americano.

Sylvia

Sylvia
Celso Castro
Destino, 2017

Con cada libro Celso Castro parece estar dándose a conocer, como si hubiera sido un nuevo escritor en 1995, y en 2011 y en 2015, cuando nos parece que alcanza una madurez de lo más sensata, con un formato de nouvelle lleno de humor, pasión, locura y mucho pulso narrativo en “Entre culebras y extraños”. Así que, bienvenido este nuevo nuevo escritor, ya algo ajado, que sigue escribiendo con una frescura nada impostada, con unos personajes que nos hacen preguntarnos cuándo dejamos de sentir las cosas. Ellos, que se enamoran hasta las trancas, que se apuntan a una orgía sexual o de anfetas porque no pueden hacer otra cosa y que sienten cada amor, como si fueran tragasables, dispuestos a cortarse, sin dudarlo.

Un joven de buena familia vive asediado por el amor incondicional de su madre, el fantasma de su odiado padre muerto, las ganas de vivir y de poesía y, sobre todo, por el amor de Sylvia, que no puede creerse que este tardoadolescente la empuje a un amor al que su cabeza dice no, pero al que no puede detener. Como en su anterior novela, la brevedad solo impulsa la excitación de la lectura, el deseo de leerlo con la misma premura e irresponsabilidad con la que los personajes lo viven todo y llegar al final antes de levantarte del banco donde te está dando el sol… y llegas tarde. Una levedad llena de vida.

Dónde vais a encontrar un padre como el mío

Dónde vais a encontrar un padre como el mío
Rossana Campo – Siruela
Traducción de Mercedes Corral

Igual que en la película alemana Toni Erdmann, Renato no es un padre cualquiera, tiene la capacidad de destacar en sociedad, a veces demasiado. Rossana, protagonista e hija de Renato, encuentra en él un modelo. Lo normal a esa edad.  Es al crecer cuando empieza a ser consciente de que su padre es un hombre polifacético, vulnerable, alcohólico y desequilibrado, una persona que siente un entusiasmo inusitado por la vida. Como consecuencia de ello y sus excesos lo  expulsan del cuerpo de los Carabineros.

A través de recuerdos, Rossana escribe con ternura, pero también con mala leche, como si arrojara sal en su propia herida, todo un anecdotario que reconstruye su infancia y da algunas de las claves y pinceladas que muestran las salidas de tono de Renato.

Rossana escribe a toro pasado, cuando su padre está en los brazos de la muerte. Pero no es este  un libro nostálgico, o no solamente, también es un ejercicio de memoria, una prosa directa plagada de conversaciones chispeantes y situaciones cómicas  y dramáticas.

En Dónde vais a encontrar un padre como el mío hay un cabeza de familia poco convencional, una madre sufridora y una hija que entiende que la genética es una carta que  toca al azar.  Pero igual que en Toni Erdmann, el legado que el padre le deja trasciende lo material, incluso la simbólica dentadura postiza.

@cercodavid

 

La vida negociable

landeroLa vida negociable
Luis Landero
Tusquets, 2017

Luis Landero es, ante todo, un narrador de historias natural, y uno va leyendo sus libros, los mejores, como hipnotizado por las palabras y las aventuras de los protagonistas. De esta manera natural, de una facilidad pasmosa, nos cuenta la vida de Hugo, un auténtico fracaso vital, incapaz de enderezar la relación con unos padres que, como todos, no son perfectos, pero que viven volcados en él intentando sobrevivir a sus propios fracasos personales

Pero nuestro protagonista, convierte cada fracaso en una virtud, en un espaldarazo para retar a la aventura vital. Como una Esperanza Aguirre que acaba declarando que es ella la que ha destapado la Gürtel, así nuestro protagonista hace alarde de un capacidad innsodable para la posverdad más íntima, la que aplicamos sobre nosotros mismos y los que nos rodean.

Una primera parte de la novela de un costumbrismo ágil y divertido, con unos personajes que encontraríamos en muchos edificios de esos que conservan la portería con derecho a cocina, y que acaba evolucionando hacia una desquiciada caída por el barranco de la vida, que arrastra en parte a la propia novela que pierde algo de credibilidad pero que no deja en ningún momento de divertir, llena de personajes tan cercanos, que uno quisiera alejarse para mirarlos mejor.