Los puentes de Moscú

Con la excusa de una entrevista en la revista Jot Down en 2016, en la que el político socialista conversaba con el artista irunés, Zapico delinea semejanzas y diferencias de estos dos personajes públicos que viven de manera paralela hasta que se acercan, cuando las condiciones sociales lo permiten.

Anuncios

Todos los caballos del rey

Michèle Bernstein (París, 1932) hace un retrato de su vida, de su pareja, de sus amigos, de sus amantes, de su ciudad, a través de la forma de mirar que te da la juventud. Una visión que sabes que no volverás a tener, y que aunque mira más hacia uno mismo, está despierta y recibe todo lo que viene de fuera.

Paseo.13: Corre, rocker, ¡corre!

Me gustaba Sabino Méndez, como me gustaba Santiago Auserón o Enrique Bunbury -otra generación-, porque veía en su canciones un trabajo literario. Sus letras no eran meros chismes sentimentales, sino que había una preocupación estilística, lírica.

Paseo.12: Los libreros no son superhéores

No hace falta pinchar en un hipervínculo para que una lectura te lleve a otra, con los libros de papel también se pueden construir mapas infinitos.