Encontraste un alma. Poesía completa

Encontraste un alma. Poesía completa
Edith Södergran
Edición bilingüe y traducción del sueco de Neila García
Prólogo de Elena Medel
Nórdica, 2017

Morir a los 31 dejando tras de sí una obra tan potente, deberían bastar para que esta mujer sin patria a quien la enfermedad y la pérdida no le permitieron disfrutar de un entorno cultural y económico, por otro lado favorable, se hubiera convertido en un icono en nuestros días donde la muerte temprana evita que uno se equivoque. Pero no.

Resuenan en su poesía lecturas nietzschianas y ecos de fe en Dios, acompañados de una confianza en sí misma que debían impresionar en su época. Una mujer físicamente débil con una ambición literaria nada autoindulgente, que transmite ganas de pelea con el talento

“Si no logro tirar abajo la torre
de la ciudadela de la realidad,cantaré a las estrellas de cielo
como nadie lo ha hecho aún.
Cantaré que mi deseo permanece,
el que jamás halló reposo,
que de encima se sacude la lira
como si la labor del canto quedara hecha.”

y que asume el aislamiento que solo da una sensibilidad especial

“Son tan pocas las partículas de arena en el mar que lo entienden.
Sola he venido y sola habré de marcharme.”

con un cierto nihilismo que es sorprendente encontrar con una palabra tan segura, tan precisa

“La vida es ser un extraño para sí mismo
y una máscara nueva para cada uno que pasa.
La vida es tratar a la ligera la propia felicidad
y sacudirse el momento único,
la vida es creerse débil y no atreverse.”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s