La noche de la pistola

La noche de la pistola
David Carr
Traducido por María Luisa Rodríguez Tapia
Libros del KO (2017)

David Carr hizo un cameo en The Wire, la serie de David Simon que mostró Baltimore como paradigma de la gran ciudad norteamérica, donde drogas, corrupción, política,periodismo y capitalismo hicieron de ella un fresco terrible, decadente y de gran atractivo a la vez. Carr se interpretó así mismo: un hombre blanco drogodependiente de clase media. Fueron sólo unos segundos, pero muy significativos. En La noche de la pistola, este periodista con más vidas que un gato hace una investigación sobre su propio pasado, con cámara y grabadora en mano, porque intuye que la memoria y la drogadicción es un espacio de desencuentros.

Antes de escribir para The New York Times, Carr pasó por numerosas redacciones, dirigió periódicos y destapó escándalos y casos de corrupción. No todo fue una fiesta, también tuvo el rechazo de numerosas publicaciones: The New Yorker, Playboy, Squire o The Waswhington Post, entre otros, en las que intentó vender reportajes sobre su adicción a las drogas. En estas páginas todo está debidamente documentado con cartas, fotografías, informes policiales y una ingente cantidad de testimonios de personas con las que compartió su vida. Porque si de algo es experto Carr es en sí mismo. El autor explica que este trabajo de investigación “fue una aventura esclarecedora y nauseabunda, una nueva frontera en los anales del egocentrismo”.

La noche de la pistola, además de un ejercicio de ombligismo muy bien hilado, es un trabajo periodístico que no se toma nada a la ligera. La reflexión, la autocrítica, la incertidumbre, las agallas de mirarse en el espejo del pasado, la familia, la paternidad y sus numerosas declinaciones, los cruces de camino de la memoria a los que el sujeto se ve sometido, se tejen con una prosa efectiva, de frase cortante y contundente, que bebe de los maestros del mejor periodismo norteamericano. Carr murió en febrero de 2015. No contento con su adicción a las drogas, cuando ya era un periodista reconocido, cayó en el alcoholismo.  Todo se cuenta en este libro que insinua la noche y te deja en vela.

@cercodavid

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: