De oficio, Lector

IMG_8375De oficio, Lector
Bernard Pivot/Pierre Nora – Trama

Apostrofhes fue un programa de la televisión francesa dedicado a los libros que se emitió durante más de quince años. Muchos lo recordarán por la escena protagonizada por Bukowski. El escritor norteamericano, borracho, tiene que ser auxiliado por su mujer para salir del plató, donde compartía programa con unos otros escritores y con Bernard Pivot, el periodista encargado de dirigir y  presentar el programa. Además del autor de La máquina de follar, por los estudios de Antenne 2 pasaron las principales figuras de las letras contemporáneas  francesas y del panorama Occidental. Entre ellos estaban Modiano o Nabokov. También personalidades políticas como Mitterrand o D’estaing.

En De oficio, Lector, el editor Pierre Nora mantiene una conversación -la mar de entretenida- con Bernard Pivot,  sobre los años que estuvo al frente de este programa. Fueron más de setecientas emisiones. Cada viernes, Pivot, su equipo y un grupo de escritores se ponían frente a las cámaras y hablaban sobre literatura. El efecto fue inmediato y Pivot se convirtió en un referente y prescriptor de literatura en el país de Rosseau. Los sábado por la mañana la gente acudía a sus librerías a por el libro que Pivot había recomendado la noche anterior. ¿Alguien imagina eso en España?

El periodista francés hacía de mediador entre el escritor y los lectores. Los franceses confiaban en su criterio y su independencia. Pivot lo explica  muy bien en esta magnífica conversación. Se toma muy en serio eso de no frecuentar cócteles y saraos literarios o codearse con el mundillo literario y adquirir compromisos innecesarios.  Ahí reside gran parte de su credibilidad.

Por otro lado, el título no está elegido al azar: el protagonista de estas conversaciones explica cómo organizaba su programa y el tiempo que le dedicaba a la lectura, con una media de ocho horas diarias y una jornadas de hasta quince horas. ¿Quién dijo que leer no es un placer pero también un trabajo?  Pivot cuenta su experiencia, las cosas a las que tuvo que renunciar -cine, teatro-. En este libro se hablan de muchas más cosas. Pero compruébenlo por ustedes mismos. Decir que el libro es una delicia es cursi, pero verdad.

@cercodavid

 

Anuncios

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s