Y tú no regresaste

Y tú no regresaste
Marceline Loridan-Ivens – Salamandra

Este pequeño libro es la carta que, a los 85 años, la autora escribe a su padre contándole lo que ha vivido. El último contacto entre ambos se produjo mediante un mensaje escrito que consiguieron enviarse de una zona a otra del campo de concentración donde habían sido internados.

“Yo no regresaré” le dijo su padre, y lo que pareció una frase fatal, se convirtió en fuerza para ella, porque ella tenía que regresar, no estaba incluida en esa frase. El libro es un testimonio más del horror, pero su espíritu resistente y vital, lo convierte en una gran oportunidad de acercarse a las pequeñas cosas del día a día en un campo de concentración; a cómo vivieron los presos en el tiempo entre que fueron liberados y se decidió que habia vuelto la normalidad y que había que pasar página; a las heridas imposibles de curar pero que no impidieron seguir adelante con sus vidas a muchos supervivientes; a la muerte voluntaria a la que se entregaron muchos que lo habían vivido de cerca y para los que sobrevivir constituía, casi, una traición.

Un pequeño libro exultante, en cierto modo, de vitalidad y un testimonio muy personal de toda una generación y, más valioso aún, de una persona, del siempre sorprendente poder del individuo y su pequeña historia frente a la Historia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s