La escritura transparente

escrituraLa escritura transparente. Cómo contar historias
William Lyon – Libros del K.O.

Cuenta el autor de este breve libro que un día del año 82 entró en el despacho del Director de El País, Juan Luis Cebrían, y le dijo que el periódico era muy mejorable. Para demostrarlo, Lyon le enseñó un documento en el que analizaba titulares, entradillas, y hacía observaciones para mejorar los párrafos y cambiar de posición la información. Todo estaba señalado con bolígrafo rojo, por lo que aquello debía parecer una matanza. A los 2 meses recibió una llamada para empezar a trabajar en el diario.

Este neoyorkino, licenciado en Filosofía y Letras por la Universidad de Yale, ha trabajado para la agencia de información UPI, la revista Time y las emisoras de radio CBS y NBC, entre otros medios de comunicación. Según cuenta, también formó parte del diario El Sol, y es la experiencia y el meticuloso análisis de las noticias que salen a diario de las redacciones lo que le ha llevado a escribir este manual. En él: orienta, corrige y vapulea a todos aquellos que se han saltado las reglas básicas de la información. Entre ellas la de responder a las 5w: qué, quién, cuándo, dónde y por qué. Sin olvidar el cómo.

Lyon sabe que escribir bien no es fácil -por experiencia y porque ha visto a compañeros brillantes enrededados en piezas durante horas-, por ello da consejos como:
-Mejor las palabras cortas que las largas.
-No escribir más palabras de las necesarias.
-No recargar en exceso los párrafos.
-Cuidado con los sustantivos.
-Evitar el desorden sintáctico.
-Omitir tópicos.

Estas 123 páginas están dirigidas a periodistas, tanto a becarios como a aquellos no tan noveles. Quizá sea menos útil para los que sólo les interesa la ficción -el subtítulo puede confundir-. Por otro lado, Lyon hace especial hincapié en la figura del editor. Uno de los eslabones más debilitados en la larga cadena de la información. La edición suele mejorar el texto pero a muchos les molesta que les corrijan. Asegura el ex corresponsal de Time que casi siempre ocurre entre los más mediocres, aquellos a los que les molesta que les señalen sus debilidades. No suele ocurrir con los mejores periodistas, explica.

Como la acumulación de lecturas sobre escritura siempre ayuda, podría incluir este manual periodístico, con destellos autobiográficos, en la sección que La Buena Vida tiene sobre creación literaria: El sueño del mono loco. El Periodismo no está reñido con la creatividad, ni con la imaginación. Otra cosa es inventar cosas para hacerlas pasar por información. Libros del K.O. es una editorial imprescindible para los que les gusta todo lo relacionado con el periodismo.

David García

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s