Contratiempos

contratiemposContratiempos
Pilar Tena – Salto de Página

Más de un autor se negaría a publicar un libro con 13 relatos. ¿Mala suerte, miedo, la herencia soterrada de las superticiones? No es el caso de esta escritora, que se ha atrevido a amarrar estas historias independientes, aunque con algunos guiños y conexiones entre ellas, con el número de la mala suerte. Pilar Tena apunta a la realidad, la agarra y la mira cara a cara, para contarnos, a través de pequeñas historias personales, cómo la crisis llega a cada casa. No hay quien se libre de esta pandemia instalada en la sociedad española durante los últimos años.

El libro comienza con la historia de Santi y Matthew. Actor y artista se enamoran y deciden comenzar una vida en pareja, pero algo se empieza a torcer. El siguiente relato lo protagoniza Carolina, esposa abandonada que tiene la suerte de encontrar a un compañero de piso perfecto, Roberto: amante entregado, hombre de su casa y padre perfecto para seguir educando a los dos niñas de la protagonista. Igual que las estrecheces económicas los junta, también los va a separar. El final de los dos relatos deja al lector con el pellizco desasosegante de la incertidumbre. Y así ocurre con el lector de Pérez Reverte que se ve atrapado en el accidente del tren de Santiago, o la historia del joven Libanés que monta su restaurante en la Calle Gaztembide. Si no, que me dice el lector de  esas manos en las que se asientan las manchas de la vida en forma de cáncer. Aunque no todo acaba en drama. Tena le da una oportunidad a la esperanza en las sucesivas historias. El marco geográfico donde se desarrollan los relatos es Madrid. El centro, la Plaza Mayor, San Chinarro, Moncloa. Algún que otro inmigrante, obliga a la autora a desplazar la ficción a otras partes de Europa, donde, con paciencia, es posible la felicidad. Y hasta reproches y un rapapolvo se permite la autora darle a uno de los gerifaltes de la prensa española. Todo bajo el paraguas de la crisis, que además de una incontinencia  de datos insoportables, son dramas personales, como estas 13 historias  bien urdidas, con nervio, que saben cómo atrapar al lector.

David García

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s