Día 24: Balística

Donde dejé mi alma, de Jérôme Ferrari (ed. Demipage), ganador del Premio Goncourt 2012, es una ronda de reconocimiento sobre la situación vivida por el capitán Degorce y el lugarteniente Andreani en plena guerra de Argelia. La descripción de lo injustificable.

El tono de admiración inicial se va deshaciendo hasta llegar a la bilis, a toda esa acumulación de ira y asco que Andreani siente hacia su superior.

Es una historia de seres en guerra. Perdidos en un conflicto que les arma para vencer al enemigo y, a la vez les desarma, por la manera en que tienen que hacerlo para sobrevivir: cultivando o permitiendo que crezca en ellos un lado cada vez más salvaje y que le va ganando terreno a la cordura. Brutal.

El alambre se acorta. La celebración se acerca.

Muchos aplauden porque hoy termina julio.

Ya hemos superado el meridiano de los 45 días.

No se hable más.

Ataos los cordones y disfrutad de este momento musical prefestivo.

Ya queda menos.

Mañana jueves 1 de agosto, a las 20.15 horas, en la sala 1 de la Filmoteca se imparte

La doctrina del shock, de Michael Winterbottom y Mat Whitecross (2009), el documental basado en el libro de Naomi Klein. Imprescindible para quitarnos el clavo de los ojos y actuar.

¿Presentaciones de pie, con sillas, a voz en micro, rebeldes siempre que haya causa? Cómo creéis que tienen que ser para no caer en lo de siempre. Debate o/a muerte. Hace mucho que dejamos el susto porque nos aburría.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s