45 pasos en el alambre

Aunque ya hemos comenzado a embalar libros, este lunes 8 de julio, empezamos nuestro plan para realizar, como un funambulista en el alambre, el traslado de La Buena Vida a su nuevo espacio.

Como ya sabéis, hemos encontrado un local con más posibilidades que el actual. Está en una zona fantástica, muy cercana del que ya se había convertido en una ampliación de n/vuestro cuarto de estar. Este cambio es un movimiento necesario -en cuanto inauguremos la nueva sede, nos daréis la razón-, porque podremos hacer, ¡por fin!  un buen montón de nuevos proyectos que se nos estaban quedando acumulados, sin posibilidad de materializarse, aunque no lo pareciera, por la estructura del antiguo local de Vergara.

Esta decisión la estamos viviendo con nostalgia, pero sobre todo con entusiasmo. Algo que no queremos que os perdáis. Por eso, os proponemos que nos acompañéis a lo largo de estos 45 días. Damos por hecho que contamos con vuestra complicidad y con vuestras ganas de compartir esta experiencia con nosotros en tiempo real (os vamos a enviar un correo diario hasta que hagamos pública la nueva dirección y arranquemos motores y nuevos proyectos).

Estos 45 días van a ser de reflexión, mudanza, de recomendaciones y debate. Nos importa mucho vuestra opinión, porque la suma de todas vuestras ideas nos permitirán diseñar entre todos una librería mejor y lograr que La Buena Vida sea lo más parecido a tu/la librería ideal. Algo más que un lugar de encuentro.

Además de todo esto, no dejaremos de recordaos que nuestra pequeña isla de la Filmoteca, en el Cine Doré (Metro Antón Martín), estará abierta al público de 17:00 a 22:00 horas todo el verano, de martes a domingo, para que podáis recoger vuestros pedidos, hacer otros nuevos, canjear vuestros bonus por compras y, cómo no, ver buen cine para hacer más corta la espera y la llegada de la gran fiesta de inauguración de nuestro nuevo local.

Como veis, sólo hay noticias buenas en este traslado. La mejor de todas ellas, la que no nos hace perder ni un momento el equilibrio, es ser conscientes de que durante la travesía y al final del cable, seguiréis estando vosotros.

Ponemos los pies a cero. Empezamos…

Abrid bien los ojos.

Anuncios

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s