El naufragio del hombre

El naufragio del hombre
Santiago Alba Rico y Carlos Fernández Liria – Hiru

Recomiendo muchísimo leer este libro de filosofía contemporánea. (Ojala hubiera una ley mágica por la que los libros pudieran cambiar las cosas por el mero hecho de decir la verdad, y ojala fuera obligatorio que todos los políticos, magnates y banqueros leyeran este libro, con examen al final para ver si han hecho una lectura realmente comprensiva del mismo.

Pero aunque no podamos aspirar a tanto, al menos nosotros -seres humano de a pie- deberíamos leerlo aunque sólo sea para que nuestras cosas vuelvan a ser cosas, aunque sólo sea para que no nos estrellemos conduciendo demasiado rápido, para que volvamos a disfrutar de la lentitud de una caricia y para que de refilón nos salgamos un poco del molde que nos fabrica hoy a todos a imagen y semejanza del mercado. Y aunque sólo sea para que podamos volver a usar la palabra “progreso” sin sentirnos afiliados a ningún partido político.) (Ahora ya viene la reseña clásica)

Santiago Alba Rico empieza este libro con el ensayo Los abismos de la normalidad describiendo un buen puñado de síntomas ejemplares de la sociedad contemporánea que tratamos de habitar (sin que parezca haber humana manera de conseguirlo). Los datos escogidos como muestra y cultivo para ilustrar el desorden de la situación son muy representativos, con lo que unos y otros podemos identificarnos en seguida, no importa si vivimos en el Congo o en Madrid, si somos de clase alta o baja o pertenecemos a la nebulosa clase media, por algún lado reconocemos el síntoma en nuestro cuerpo y por algún lado nos duele.

Todos ellos vienen a significar esa enfermedad que ha invadido el planeta entero en nuestra época, se llama “capitalismo” y consiste en hacer del mundo un lugar lleno de hambrientos de dos tipos: de los que no tienen qué comer y de los que no pueden saciarse nunca.

En el segundo ensayo del libro El naufragio del hombre, Carlos Fernández Liria, a partir de todos estos síntomas, enuncia el problema desde la antropología y ofrece el diagnóstico: efectivamente, este cuerpo está muy enfermo y se han afectado ya los órganos esenciales. Es decir, el capitalismo ha llegado a tal perfeccionamiento que está consiguiendo que el hombre deje de ser hombre, y que se aleje cada vez más las condiciones de posibilidad de su existencia.

Se trata de ver si es posible aún salvar al hombre y a la mujer, esos seres que necesitando tan poco para vivir, son también capaces de preferir la muerte antes que una vida indigna de ser vivida. O al menos fueron capaces.

Y en pos de ello, el profesor Liria despliega en este pequeño libro (por la extensión), una gran cantidad de referencias filosóficas, antropológicas, políticas e históricas, que hacen de él una mirilla preciosa para observar el mundo de hoy en día desde el quicio verdadero de los pensamientos y los hechos que nos han llevado hasta aquí, mostrando como ha sido posible que la enfermedad capitalismo se extendiera, cómo y por qué han fallado las diferentes teorías y concepciones ideológicas desplegadas desde el siglo XVII en su contra, y lo más importante, dónde están entonces las claves de la curación. Paula

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s