Nada es crucial

Nada es crucial
Pablo Gutiérrez – Lengua de Trapo

Los adjetivos de las contraportadas de los libros son, de repetidos, inútiles. Así que a los editores solo se les ha ocurrido poner que el autor había sido seleccionado por la revista Granta, como uno de los escritores jóvenes en castellano más destacados. Claro que si valiera de algo escribir en una contraportada de un libro que estamos antes un autor magnífico que escribe con un estilo personal y moderno, que empiezas a leer y no puedes parar; que en sus personajes hay cinismo, ironía y amor a partes iguales; que en el paisaje en el que se desarrolla la novela encontramos retratada una época; que esto se hace con cáustico sentido crítico y siempre al servicio de la historia…. quién les iba a creer. Por eso, qué más da. Aquí en La Buena Vida hemos decidio mandar un mensaje al autor que no conocemos: no sabemos a qué te dedicas, si eres reseñista o portero de discoteca, pero sea lo que sea, déjalo y ponte a escribir ahora mismo, porque has escrito un libro fantástico y ya estamos esperando el siguiente.

 

Anuncios

Un pensamiento en “Nada es crucial”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s