Lecturas no obligatorias

Lecturas no obligatorias
Wislawa Szymborska – Alfabia

Este volumen recoge una selección de pequeños ensayos y artículos de la poeta pocala y Premio Nobel de literatura. En ellos, su atenta y divertida mirada da repaso a ligero e inteligente a libros, autores, política, actualidad, … Lo hace con la misma falta de pretensión con la que escribe su poesía, y con el mismo efecto: esa aparente sencillez que los malabaristas del circo conocen tan bien y que no pueden ocultar el talento y el trabajo duro. Se nos descubre Szymborska como una intelectual activa en su sociedad, con conocimiento de su entorno y de la actuliadad, y con una curiosa inteligencia que sabe mirar y transmitir con aparente ligereza e ingenio. Al leer su prosa, uno entiende mejor el efecto de su poesía, la razón de su reconocimiento internacional y, al mismo tiempo, su continuada presencia en las estanterías más accesibles de las librerías.
Os cito un maravillos poema de su reciente Aquí (Bartleby Editores) y a continuación, una reflexión sobre la poesía y los poetas extraída de Lecturas no obligatorias. Los dos hermanan y darán ganas de leer ambos trabajos:

Soy mal público para mi memoria.
Quiere que continuamente escuche su voz,
y yo no dejo de moverme, carraspeo,
escucho y no escucho,
salgo, regreso y vuelvo a salir.
Quiere ocupar mi atención y mi tiempo por completo.
Cuando duermo le resulta fácil.
De día, depende, y eso le molesta un poco.
Me desliza insistente antiguas cartas, fotografías,
trata hechos importantes y sin importancia,
pone la mirada en paisajes inadvertidos,
los puebla con mis muertos.
En sus historias siempre soy más joven.
Es agradable, sólo que para qué seguir insistiendo en eso.
Los espejos me dicen otra cosa.
Se enfurece cuando me encojo de hombros.
Y, vengativa, me echa en cara todos mis errores,
graves, luego fácilmente olvidados.
Me mira a los ojos, espera a ver qué digo.
Al final me consuela con que pudo haber sido peor.
Quiere que viva ya sólo con ella y para ella.
De preferencia en una habitación oscura y cerrada,
y en mis planes hay siempre un sol presente,
nubes actuales, caminos en curso.
A veces estoy harta de su compañía.
le propongo separarnos. Desde hoy y para siempre.
Entonces sonríe compasiva,
pues sabe que para mí también sería una condena.

… hay algo irritante en la manera en que los poetas escriben sobre la poesía. Escriben como si ésta albergase aún secretos absolutamente inalcanzables para los otros géneros. Los poetas siempre se han mostrado proclives a tratar la poesía como si esta fuese el alfa y el omega de la literatura, y ciertamente ha habido periodos en que se ha tratado de confirmar esta convicción. Pero eso ya está pasado de moda. La poesía sigue viva y, ciertamente, no es un género menor. Sin embargo, me parece poco prudente concederle esa incontestable superioridad a la hora de percibir y sentir en comparación con la prosa literaria o el teatro. Durante mucho tiempo, muchos se las han arreglado bien para ir montados a lomos de ese Pegaso, sin importar demasiado  quién iba agarrado de sus crines y quién de su cola … La poesía, esto; la poesía, aquello … En muchas ocasiones, la palabra “poesía” podría ser sustituida por “prosa” y funcionaría igual de bien.

Anuncios

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s