Archivo de la etiqueta: médicos rurales

El enorme tiempo

El enorme tiempo
Giuseppe Bonaviri – Sajalín

Este libro son los apuntes del diario de un médico rural en Catania, Sicilia, en los años ’50. El médico, como figura símbolo casi mágico en la vida rural, tiene que lidiar con las falsas expectativas creadas en la facultad, su falta de experiencia vital, los invisibles lazos que se tejen en cualquier sociedad y con los terratenientes de Mineo. Poco a poco irá haciéndose con el lugar y sus gentes y aprendiendo a vivir entre lo probable y lo posible.

Cada cierto tiempo, normalmente una persona mayor, se nos acerca a La Buena Vida y nos pide un libro para regalar a su médico. A veces se me escapa que los médicos ya cobran su sueldo, pero las personas mayores ya hace tiempo que saben que cumplir, no es suficiente cuando se trata de tu salud o de la de los que más te importan. Así que, como antes iban con la docena de huevos o con el pollo, ahora les regalan libros. Y yo siempre les recomiendo este o Un hombre afortunado, de Berger, porque uno quiere pensar que de esta manera transmite el reconocimiento que aún debemos tener por la figura del médico, la importancia que ellos mismos olvidan a menudo al convertirse en meros técnicos y alejar todo humanismo de su práctica de la medicina. Pues sí, no busques literatura en este libro, solo hay verdad.

Un hombre afortunado

Un hombre afortunado
John Berger – Alfaguara

Este es el libro que más me ha gustado en todo el 2009. Se trata de un texto a caballo entre la literatura, la biografía y la antopología, en el que John Berger, escritor de ficción y ensayo y pinto inglés (De A para X, Un pintor de hoy, …) pone todo su talento al servicio de la necesidad de contar el día a día de un médico rural, que realiza su labor en un área rural de Inglaterra, pero qeu podría hacerlo en cualquier pueblito de cualquier país. Me encantó oor su falta de pretensiones, por su humanidad, por su contención, por su autenticidad. El rol de un médico cultivado, inteligente y con sensibilidad en un medio rural exigente. El papel del ser humano en su entorno. Pero no puedo ocultar que mi hermano mayor era médico. Que también murió por ser un suicida de su profesión, de la vida. Y que era un humanista. Y porque para él su profesión era algo más que una técnica. Por eso, éste fue mi libro preferido del año aunque no era una novedad. Jesús