Archivo de la etiqueta: escritores rumanos

El Ruletista

El Ruletista
Mircea Cartarescu – Impedimenta

No es el morbo, de verdad. Este cuento de uno de los más importantes escritores rumanos contemporáneos tiene el atractivo de lo prohibido pero, de forma singular, posee una lectura soterrada donde la búsqueda de la trascendencia en el ser humano y el misterio de la naturaleza del hombre, nos recuerdan al también singular La rendición (es un emparejamiento absolutamente personal). Un narrador que se introduce en la historia sórdida y mística a un tiempo, y lo hace con el fin de evitar el olvido de su muerte. Hay muchas preguntas en este sugestivo libro de apenas 60 páginas que, desde luego, merece muy pero que mucho la pena.

El hombre es un gran faisán en el mundo

El hombre es un gran faisán en el mundo
Herta Müller – Siruela

Para eso debe valer un Nobel. Para enseñar algo a un librero inculto y majadero. Y por eso leí esta novelita de la Müller. Retrata la vida en la postguerra en un pequeño pueblo de Rumanía, donde los civiles germanos, tan civiles y pobres como los civiles de otras nacionalidades, sobreviven a duras penas a los nacionalismos que surgen como reacción al final de la contienda. Mujeres que pelean toda la semana para conseguir un pan que se les resiste en un mundo de hombres que desconfían del valor del dinero pero el de la entrepierna. Familias que ya no pertenecen a ningún sitio y que reciben las mentirosas cartas de sus conocidos que se anticiparon a cambiar de vida en los Estados Unidos. Hombres que se han casado con mujeres que tuvieron que abrirse de piernas a las bestias rusas que les liberaban … Crudo. De pocas palabras. No tengo ni idea de si merece un Nobel. Merece leerlo. Que es lo que importa.

La novela del adolescente miope

La novela del adolescente miope
Mircea ElíadeImpedimenta

A los 17 años he conocido gente que soñaba ya con escribir algo grande. A caballo entre un diario y una novela, nos encontramos con un texto de múltiples lecturas. La insistente llamada a entregarse al arte; la tenacidad en construir una identidad personal; el deseo de reconocimiento social y, todo ello trasegado por las urgencias sexuales y sentimentales de la adolescencia hacen de este libro un pequeño milagro. Porque sí, hemos conocido a más gente que volcara en la literatura todos sus anhelos desde edad temprana, pero no será fácil citar los que fueron capaces de plasmarlo a esa edad en un libro tan fantástico. El volumen, editado como siempre por Impedimenta con un cariño y gusto exquisitos, incluye Gaudeamus, una segunda parte de la primera que transcurre en la época universitaria del autor. Aunque bien es cierto que la mentalidad ascética y torturada de Eliade le llevó con posterioridad a apoyar movimientos antisemitas en Europa, eso no deja de encuadrarse en una personalidad en permanente lucha consigo misma. Por favor, si aún existen jóvenes que sueñan con escribir en vez de con sólo hacerse ricos trabajando poco, regaladles este libro y no se sentirán solos.