Archivo de la categoría: Ensayo

La filosofía del vino

La filosofía del vino
Béla Hamvas – Acantilado

El autor de este panfleto te irrita, te engatusa, te desprecia y te arrincona. Y, como si nada, vuelve a empezar. Así durante estas 117 breves y delirantes páginas. Discursea contra el ateo, el pietista y el puritano, al cual trata como al enemigo y, por esa razón, se empeña en transformar con sus hábitos y filosofía de vida. Hamvas es un hedonista ilustrado, escritor y filósofo que perdió la simpatía del regimen comunista por defender el arte abstracto frente al realista. Una extraña y locuaz manera de volver el mundo en su contra en la Centroeuropa del siglo pasado.

Esta original y estimulante filosofía del vino es un canto a los mejores caldos, pero además, te incita a arrebatar el tabaco a la tierra, a sentarte en las mejores mesas, a besar a las mujeres más hermosas. Si al principio, el lector siente cierta desconfianza o perplejidad por las teorías que su autor maneja, que no se amedrente, pero que tampoco baje la guardia. Béla Hamvas esconde poesía, gracia, verborrea y un don para disfrutar de las cosas buenas de la vida contagioso.
No quiero ni imaginar lo que habría sido sentarnos con él a tomar vino en La Buena Vida. Por cierto, ya que hablamos de vino, no quiero dejar de nombrar la última novela de Daniel García Jiménez, Los discípulos de Baco, publicado por Plataforma Editorial. Una ficción donde la violencia y el humor negro se riegan con vino, mucho vino.

David García

Entre miradas

Entre miradas
Germán Huici – Elba

Un libro pequeño en su forma, pero grande en su interior. Germán Huici nos regala una serie de ensayos y reflexiones en los que, partiendo de la contemplación de obras de arte de distintas épocas, nos plantea una reflexión sobre nuestra época y nuestra función y efecto como observadores.

“Entre miradas” es un libro erudito, en la medida en la que solo un buen conocedor, puede encontrar en un conocimiento profundo, las líneas de un pensamiento claro y con vocación divulgativa. Pero al mismo tiempo, es un estímulo para que el lector tome conciencia de su participación como observador, en la obra de arte y lo haga con un sentido crítico y, sin complejos, personal.

El autor vuelca referencias a nuestra vida contemporánea más prosaica en estas reflexiones que, aunque enlazadas sobre la base del arte visual, bien pueden aplicarse a la literatura o el cine.

Siempre con Walter Benjamin como referencia ineludible, esta joya es nuestro libro sorpresa que, como hace el autor con el arte, nos permite recuperar la función fundamental del librero, que no es otra que la de descubrir y ayudar a divulgar libros buenos, sin importar cuánto venderán.

En La Buena Vida estamos contentos de descubrir algo así, como lo estaban los buscadores de pepitasde oro al descubrir entre la arena del río, el reflejo dorado.

Caminar en un mundo de espejos

Caminar en un mundo de espejos

Andrés Barba – Siruela 

Uno deja muchos libros atrás, sobre todo sin leer. Pero ocurre, a veces, que te enamoras de uno y por ello no quieres dejar de decir algo sobre él, porque en La Buena Vida, otra cosa no, pero enamoradizos, un montón. Sobre todo cuando después de varios meses de lectura, uno sigue manteniendo un buen recuerdo del libro, y cada vez que te cruzas con él, en la mesa de novedades, sientes que tienes que hacer un breve comentario, decir algo honesto y que haga justicia a tu verdad, como cuando tienes un bonito recuerdo de un instante y no quieres dejarlo de mencionar porque hayan pasado muchos otros buenos momentos por encima de él. Esto es a cuento de Caminar en un mundo de espejos, de Andrés Barba, cuya obra no conocía, ni conozco más allá de este librito que menciono y que Siruela publicó en Mayo en su colección Biblioteca de ensayo.
Andrés Barba, de primeras, tiene mucho ganado con ese apellido tan literario. Pero como decía, en este libro breve e inteligente, pequeño y amarillo como un pajarito con nerviosas alas de papel, Barba maniata en la primera parte un conjunto de relatos autobiográficos o autoficcionales que titula La vida del espíritu. De ella destacaría El robo del Ford Orion, una narración con humor en la que el autor cristaliza el sentimiento de pérdida de su familia al ver cómo le roban el coche nuevo. O el relato de Ataúlfo en Un hombre ciego que pinta cuadros. Para acabar con Memoria del agua, un relato lírico de ecos umbralianos:”En el invierno el mar no existía, esperaba en el corazón, agazapado. Se recordaba sólo muy de cuando en cuando y siempre como a un difunto(…) El agua de mar era densa, nutritiva, curativa, traicionera, asesina”. Señala Baudelaire que la infancia es la patria, y Barba ha sabido capturarla conjugando muy bien la recuperación de la memoria con ese proceso de convertirla en Literatura, sin excesos retóricos ni sentimentalismos. Comprender el descontento es el título de la 2ª parte. Y si la 1ª ya vestía un furor ensayístico de la familia y de sí mismo, aquí, en estos 7 mini ensayos, Barba se adentra en el mundo de personajes tan dispares como Muhamad Alí, William Burroughs, Simone Weil o Diane Arbus. Que no hace si no reflejar los diferentes intereses estéticos del autor y su capacidad de dialogar con ellos. No sólo le imprime su impronta y deja constancia de sus personalísimas lecturas, sino que consigue que el lector acabe caminando, también, en su propio mundo de espejos.

CHAVS. La demonización de la clase obrera

CHAVS. La demonización de la clase obrera
Owen Jones – Capitán Swing 2013
Este libro es un mapa económico, político y social de U.K. El objetivo del autor es desmentir que la clase trabajadora británica se haya convertido en clase media. Para ello, el joven Jones recupera la Historia reciente de Gran Bretaña y revisa las políticas que la Dama de Hierro y sus sucesores aplicaron en detrimento de la industria de su país, para crear, a partir de ello, un país dependiente de las finanzas. El resultado: la City como bandera, y los sindicatos y la clase trabajadora como demonios.
Este colaborador de The Guardian e Independent -entre otros medios de comunicación escrita- relata la pérdida de representación parlamentaria que la clase trabajadora ha sufrido durante estas últimas décadas y sus consecuencias. También la virulencia con la que arremeten los medios de comunicación y los políticos -no todos de la bancada de los tories- cuando algún miembro de estos desclasados comete algún delito. Siempre convirtiendo lo anecdótico en generalidad. Sinécdoque lo llaman los filólogos.
Entre muchas cosas de las que cuenta Owen Jones, llama la atención como la meritocracia y la movilidad social han sido algunas de las argucias utilizadas por los políticos para desarmar a la clase trabajadora. El resultado, una conciencia de lucha de clases de perfil bajo. Y la creencia de que el esfuerzo colectivo no merece la pena, pero sí el individual. ¿Alguien recuerda desde cuando no sale una banda de rock al estilo Oasis, esos chicos de barrio, macarras y pendencieros, orgullosos de sus orígenes? El autor tiene una manera muy sutil de relacionar las consecuencias de este debilitamiento de la conciencia de clase.
A través de entrevistas, trabajos de campo, mucha documentación, Historia y experiencias personales -a pesar de que Jones a penas supera los 30-, el autor escribe un libro muy británico, pero muy global. Es curioso que a algunos, al pasar la treintena, les da por deprimirse, y a otros por escribir ensayos como este: certeros y contemporáneos. Personales.
¿Y, a todo esto, quiénes son los chavs? Le preguntaba a un cliente que venía a la caseta de La Buena Vida, en esta última feria del libro, para ver si teníamos un ejemplar de este certero retrato social. “Un chav es un término peyorativo que redefine a los individuos que viven en viviendas de protección oficial, cobran subsidios y van en chandal tanto a la discoteca como al supermercado”, me contestó este cliente cuando se llevó el último ejemplar de toda la feria.

Open. Memorias de Andre Agassi

OpenOpen
Andre Agassi – Duomo

J.R. Moehringer es un periodista americano premiado con el Pulitzer y adictivamente reputado por sus artículos y perfiles a lo Talese. Una noche, recibió una llamada de André Agassi, que estaba jugando su último Open de Estados Unidos, y de ahí y de una necesidad liberadora de contar del tenista, surge este libro.

Como el Retratos y encuentros de Talese, este libro no trata de tenis. No trata de lo que el biografiado hace en su  trabajo. Por eso, disfrutar de él no exige ver ni un solo partido de tenis. Este libro trata de cómo lo hace, cómo vive un tenista, un deportista de la mayor proyección y éxito mundial. Y lo maravilloso es que no lo cuenta para disponer de un libro que le abra las puertas de las escuelas de negocios ni de los programas de cotilleos. Lo cuenta, y se nota, por la necesidad imperiosa de saber que muchas de las cosas que le han pasado, no las ha soñado, pues es tal la diferencia entre el personaje y la realidad, que difícilmente se pueden creer algunas de las situaciones relatadas.

Da gusto leer un libro plagado de anécdotas y humanidad, donde como Jesús Pardo en su Autorretrato sin retoques, contar la verdad sabe que va a suponer convertirse en un proscrito entre los que hasta ese momento eran los suyos, a menos que …, a menos que, la verdad, sea mucho ma´s interesante, divertida y ejemplar, a su modo, que la ficción compartida hasta entonces.

Adelante entonces, disfrutemos sin reparos de este maravilloso libro, demos algo de leer también a los que no leen, para que puedan descubrir que los deportistas son más humanos de lo que les enseñamos a los niños y de que, detrás de cada fracaso, se esconde muchas veces, un triunfo vital. En este caso, el triunfo de Agassi es doble, haber disfrutado del éxito deportivo y comercial de puertas afuera y haber conseguido sobrevivir … para contarlo.

La utilidad de lo inútil

La utilidad de lo inútil
Nuccio Ordine – Acantilado 2013
En el mundo actual, donde la rentabilidad es la máxima por excelencia, y lo útil y lo práctico una bandera, donde a golpe de recortes los gobiernos están arrinconando las humanidades -incluida la ciencia y la investigación-, el profesor italiano de la universidad de Calabria, Nuccio Ordine, se planta con este manifiesto para hacer una apología sobre los saberes supuestamente inútiles. Escrito de una manera amena y accesible, su autor hace un recorrido por las ideas que filósofos y escritores han tenido sobre este asunto a lo largo de la Historia. El elenco de pensadores que el profesor propone defienden -casi todos- los conocimientos que no buscan un beneficio a corto plazo, sino que apuestan por el saber como un fin en sí mismo, convirtiéndolo en un vehículo capaz acercar al hombre a la libertad, a la verdad y a los valores democráticos. Con un apéndice de Abraham Flexner como colofón, La utilidad de lo inútil es un libro breve, exquisito y necesario que alguien debería introducir en las bibliotecas de nuestro gobernantes.

David García

Una pequeña historia de la filosofía

Una pequeña historia de la filosofía
Nigel Warburton – Galaxia Gutenberg 2013

Desde Sócrates hasta  Peter Singer, es decir, desde hace unos 2400 años hasta hoy,  es lo que recoge este profesor adjunto de la Open University en esta pequeña y breve historia de la filosofía. Dividido cronológicamante en 40 capítulos, Warburton hace una síntesis del pensamiento y las aportaciones que han hecho los pensadores más importantes a lo largo de la historia de la humanidad. Es una obra divulgativa, de lectura amena, que les puede servir a aquellos que un día pasaron de puntillas, o no pasaron, por las ideas de los  autores aquí recogidos. Repasa lo central de su pensamiento, engarzando los capítulos con curiosidades y anécdotas. Pirrón y su actitud suicida, el exilio de Maquiavelo, la crudeza de Hobbes, la niñez y inteligencia de John Stuart Mill. Así hasta llegar a nuestro días. Filosofía, ciencia y política accesiva para todos. Otro libro de los que nos gustan en La Buena Vida, esos que te abren puertas y te animan a explorar nuevas lecturas.
David García

Hombres fuera de serie

Hombres fuera de serie
Brett Martin – Ariel

Ya he leído en más de un medio de comunicación que si dentro de unos años alguien está interesado en saber cómo son los tiempos que vivimos en la actualidad, cual es el espíritu que nos viste, no tendrá que leerse una novela, como podemos hacer nosotros para conocer, por ejemplo, la sociedad victoriana, sino que tendrán que ver las series que están produciendo las cadenas de televisión por cable -de pago-, en los últimos 15 años.

De eso trata este libro, de los escritores que han conseguido que en la televisión se emitan ficciones de calidad y de todos sus entresijos. Por eso estos años se conocen como la tercera edad de oro, porque estos escritores, que reivindican la autoría de su producto, han querido llevar los valores y las expectativas del cine a la televisión. Aunque para llegar hasta ahí, hayan tenido que hacer todo tipo de guiones. Brett Martin basa casi todo su trabajo en la gran obra de David Chase, Los Soprano, y The Wire, también de otro David, pero de apellido Simon. “Los Soprano, a pesar de todos sus barrocos saltos en la trama, era fundamentalmente introspectiva, un drama psicológico sobre un hombre que trata de llenar un vacío que realmente no comprende. En la tradición de la gran literatura posterior a Freud, trataba sobre el abismo existente entre el hombre interior y el mundo exterior. The Wire, en cambio, era casi premoderna en su visión expansiva exterior, su ambición digna de Balzac por catalogar hasta el último rincón de su mundo”, explica el autor, que más que hablar de una serie de televisón, parece hacerlo de una obra literaria.

El título original del libro es Hombres complejos, pero no refiriéndose a los personajes que protagonizan las series, sino a estos escritores -showrunners en el argot- que han volcado muchas de sus vivencias y obsesiones en su trabajo. Martin hace un repaso a los antecedentes de las series, con ‘Canción triste de Hill Street’ como principal asidero, también cómo ha ido transformándose la figura del guionista dentro de la industria, además de los cambios en los hábitos de consumo en el entretenimiento de la sociedad norteamericana, y el nacimiento de las cadenas de televisión, que han servido de soporte a estas ‘obras de arte’. Los Sopranos y The Wire no son las únicas series que trata en este libro, pero casi todas tiene algo en común, la de ser novelas para televisión con dos líneas muy claras: la literaria y la visceral. La conjugación perfecta de contar una buena historia, atravesada por el sexo, la violencia, con giros inesperados en la trama.

David García

El cuadro

El cuadro_DVD_webRealizar un documental reflejando el día a día de un profesional, no es nada nuevo. El documental obra de David Trueba, nos hace un seguimiento del proceso de creación de un cuadro del pintor realista Josep Santilari, acercándonos y desnudándonos al artista al igual que la protagonista de su cuadro Ell@.

Este documental nos muestra la relación de las nuevas tecnologías en la pintura del siglo XXI. Pero no solamente lo plasma en lo obvio, ya que en el cuadro aparece una mujer en un sofá rodeado de aparatos tecnológicos de toda índole, el documental refleja la intromisión de las nuevas tecnologías en la vida cotidiana del pintor.

Cabe destacar, como dice Josep Santilari, que no se debe caer en la tentación de plasmar la realidad como hace dos siglos se realizaba. Así pues, la pintura realista actual ha de englobar y plasmar (valga la redundancia) la realidad contemporánea. De esta manera, la pintura debería de contemplar escenas cotidianas para buscar la empatía del público que la va a consumir. Por ello, Santilari refleja en sus cuadros la intromisión de las nuevas tecnologías de una manera no forzada, ya que a ojos del observador es el día a día con el que se identifica.

Todo lo anterior, no deja de ser una gran obviedad no por ello fácil de apreciar por otros artistas del momento, no debe de eclipsar el verdadero alcance de las nuevas tecnologías en el arte y si profundizamos un poco más en el documental podemos observar el cambio en estos oficios con respecto ya no dos siglos atrás, si no algunas décadas y no muchas.

De esta manera se aprecia como las largas horas de pose en el estudio de los modelos, pasan a ser substituidas por la brevedad del momento. Hoy en día, el uso de las cámaras fotográficas digitales, permiten una resolución de la fotografía de hasta el más ínfimo de los detalles. La modelo pasa a ser una fotografía y esta fotografía ampliada y diseccionada en cuadrantes, permiten al artista centrarse con precisión absoluta en la obra y olvidarse de las variaciones de matices, luces, brillos,… distintos entre sesión y sesión, algo inimaginable tiempo atrás.

Con este documental las nuevas tecnologías no solo quedan plasmadas en la obra Ell@ de manera visual, algo que aunque no se hubiese realizado cualquiera podría ver, con este documental queda al descubierto que algo tan aparentemente “enquistado en el tiempo”, como el oficio de pintor, queda marcado también por el uso de estas nuevas tecnologías y ahí es donde David Trueba consigue despoetizarlo.

Puedes adquirirlo en La Buena Vida al precio de 10€ o comprarlo en ese enlace y recibirlo en tu domicilio por 12€ (incluyendo gastos de envío a cualquier punto de la península)