La filosofía del vino

La filosofía del vino
Béla Hamvas – Acantilado

El autor de este panfleto te irrita, te engatusa, te desprecia y te arrincona. Y, como si nada, vuelve a empezar. Así durante estas 117 breves y delirantes páginas. Discursea contra el ateo, el pietista y el puritano, al cual trata como al enemigo y, por esa razón, se empeña en transformar con sus hábitos y filosofía de vida. Hamvas es un hedonista ilustrado, escritor y filósofo que perdió la simpatía del regimen comunista por defender el arte abstracto frente al realista. Una extraña y locuaz manera de volver el mundo en su contra en la Centroeuropa del siglo pasado.

Esta original y estimulante filosofía del vino es un canto a los mejores caldos, pero además, te incita a arrebatar el tabaco a la tierra, a sentarte en las mejores mesas, a besar a las mujeres más hermosas. Si al principio, el lector siente cierta desconfianza o perplejidad por las teorías que su autor maneja, que no se amedrente, pero que tampoco baje la guardia. Béla Hamvas esconde poesía, gracia, verborrea y un don para disfrutar de las cosas buenas de la vida contagioso.
No quiero ni imaginar lo que habría sido sentarnos con él a tomar vino en La Buena Vida. Por cierto, ya que hablamos de vino, no quiero dejar de nombrar la última novela de Daniel García Jiménez, Los discípulos de Baco, publicado por Plataforma Editorial. Una ficción donde la violencia y el humor negro se riegan con vino, mucho vino.

David García

Niveles de vida

Niveles de vida
Julian Barnes – Anagrama

Un genial Julian Barnes sale de pesca. De anzuelo, dos historias aparentemente triviales contadas como si de un pequeño ensayo se tratara. El objetivo, que el lector, cualquiera que sea, muerda el anzuelo, lo trague y ya no pueda parar aún sabiendo que te van a destripar.

Julian Barnes habla de esas extrañas uniones que suceden en la vida. Dice que dos cosas sin aparente conexión, se unen en un momento dado, y el mundo ya no vuelve a ser el de antes. Con este argumento, comienza contando con meditada levedad, la historia de dos técnicas que en un momento estaban reservadas a pioneros curiosos: la fotografía y el vuelo aerostático. Y nos cuenta cómo casi por casualidad, se unen y, bingo, hay un antes y un después en la forma en la que vemos el mundo.

Luego, aprovechando una historia de amor en la que el propio caracter de los amantes la convierte en única y, al mismo tiempo imposible, sigue su línea argumental, contando cómo la vida, aunque solo sea la nuestra, queda marcada para siempre por la unión de dos, aunque esta unión no pueda mantenerse en el tiempo.

Y, finalmente, Barnes llega a donde nos quería llevar: a la mesa de la cocina, donde nos cortará el pescuezo, nos destripará, nos aliñará al gusto y nos horneará a fuego lento. Este escritor maravilloso nos pone un sombrero que llevaremos muchos días aunque solo nosotros lo veamos, sintiendo esa sensación agradable y cálida alrededor de la cabeza que nos hace sentir de una forma especial.

La entrega

La entrega
Dennis Lehane – Salamandra

Bon Saginowski nos va a engañar como ese amigo que siempre está callado en el grupo mientras tomamos cañas y soltamos chascarrillos y que aparenta ser el despistado y aburrido del grupo pero que, cuando finalmente habla, pasa de ser el convidado de piedra al tío de la última palabra antes de disolver la reunión e irnos a casa a comer diciendo: pues no te digo … el que parecía que no había roto un plato …

Lehane recupera un cuento para reescribir un guión y una novela donde lo de menos, como en las buenas policíacas, es el crimen. Una chica dulce pero peligrosa, un familiar que te ayuda y te mete en problemas, un trabajo aburrido que te permite pensar hasta que de repente no debes pensar en otra cosa. En fin, un buen rato de lectura.

La muerte del padre

La muerte del padre
Karl Ove Kanausgard – Anagrama

(Cuando observaba a mi padre) esa tarde primaveral a mediados de la década de 1970, lo hacía en un mundo que mi padre conocía y con el que se sentía familiarizado. Hasta que alcancé su misma edad, no comprendí que  también había que pagar un precio por eso. Cuando la visión de conjunto del mundo se amplía, no sólo disminuye el dolor que causa, sino también el sentido. Entender el mundo equivale a colocarse a cierta distancia de él. Lo que es demasiado pequeño para verlo a simple vista, como las moléculas, lo ampliamos; lo que es demasiado grande, como el sistema de las nubes, los deltas de los ríos, las constelaciones, lo reducimos. Cuando lo tenemos al alcance de nuestros sentidos, lo fijamos. A lo fijado lo llamamos conocimiento. Durante toda nuestra infancia y juventud nos esforzamos por establecer la distancia correcta de cosas y fenómenos. Leemos, aprendemos, experimentamos, corregimos. Y un día llegamos a un mundo en el que se han fijado todas las distancias necesarias, y establecido todos los sistemas. Es entonces cuando el tiempo empieza a correr más deprisa. El tiempo ya no se encuentra con obstáculos, todo está fijado, el tiempo fluye a través de nuestras vidas, los días desaparecen a toda velocidad, antes de suspirar hemos llegado a los cuarenta años, a los cincuenta, a los sesenta … El sentido requiere plenitud, la plenitud requiere tiempo, el tiempo requiere resistencia. El conocimiento es igual a distancia, el conocimiento es estancamiento y enemigo del sentido. La imagen que tengo de mi padre de aquella tarde de 1976 es, en otras palabras, doble: por un lado lo veo como lo veía entonces, con los ojos del chaval de ocho años, imprescindible y aterrador, por otra parte lo veo como a alguien de mi misma edad, a través de cuya vida sopla el tiempo, llevándose consigo pedazos de sentido cada vez más grandes.

Estará a punto de salir la traducción del tercer volumen de la sexalogía Mi lucha del escritor noruego . Con cada volumen, ganará lectores, pues su obra no puede dejar a ningún lector indiferente. El esfuerzo y la proyección del mismo en seis tomos, es la única barrera. De cada volumen, que se pueden leer de forma independiente pero que, sin duda, forman un todo que como la quimioterapia tiene efectos acumulativos, habrá lectores enganchados para siempre. Cuando decimos enganchados, no usamos la palabra como se usa referida a una trama de novela policíaca que uno no puede dejar de leer pero que a la semana ha olvidado, sino más bien como un diagnóstico de hígado inflamado: puedes vivir sin acordarte de que lo tienes, pero si un día bebes, vuelves a ser consciente de que ya sabes de qué vas a morir.

Este extracto sirve de anticipo a una obra personalísima, en la que el escritor juega a observar con una lupa los momentos aparentemente más pequeños para dotarles de significado y a alejarse de tal manera que, como en este volumen la vida de su padre, puede trazar de un plumazo en una única línea que la define y contiene (al menos desde la mirada del autor) un algo inabarcable. El microscopio y la distancia,la introspección y la observación del mundo. Personalísima y genial.

Socios del Club Kirico de Pequeños Lectores en La Buena Vida

¿Tienes menos de 12 años? Pues bienvenido a

Logotipo Club Kiriko enmarcado

Te proponemos 3 formas de tener tu propia La Buena Vida:

Hazte socio del Nuestro Club Kirico para Pequeños Lectores: tus padres recuperan hasta el 5% de tus gastos para futuras compras.

carnet-kirico-1

Bonolibro: cada 5 libros infantiles que compres en La Buena Vida y nos demuestres haber leído, te invitamos a una merienda.Bonolibro_cara

Solo por inscribirte en nuestro Club tienes un regalo seguro:

regalos

Y además, si nos envías o traes a la librería tu aportación para que otros lean el libro que te ha gustado, tienes también uno de nuestros disparatados juguetes hechos a mano por el equipo de La Buena Vida. ¿Hay trato?

panel infantil bn_1

 ¡¡¡¡¡Nos gusta vender libros que se leen!!!!!!

Los tres violines de Ruven Preuk

Los tres violines de Ruven Preuk
Svenja Leiber – Malpaso

Esta no es la reseña más divertida que hemos hecho, pero sí lo es de uno de los libros más inapelablemente tristes que nos han traído a la mesa de novedades de La Buena Vida en esta rentrée literaria.

Es la historia de Ruven Preuk. Es el hijo de un carretero y además de vivir las décadas más desesperanzadas de la vieja Europa, casi como un aumentativo de su castigo vital, posee un inusitado talento para el violín.

Esta es la historia de un fracaso vital. Hallará el amor, y le resultará esquivo. Hallará la pasión, y le será arrebatada. Peleará por la independencia y una neutralidad vital, y acabará en el centro del torbellino de su tiempo. Y peleará, peleará por desarrollar su talento, hasta que en la vejez, se da cuenta de que, también esa lucha, esa lucha por la que tanto ha sacrificado, la ha perdido. Porque cuando alguien posee la sensibilidad y el talento, descubre que nunca llegará adonde debería haber llegado, donde quería llegar.

Un libro descorazonador que, sin embargo, presenta innumerables atractivos, como cuando uno se encierra en su casa un domingo por la tarde, pone la música más triste que tiene, su mejor manta y… a disfrutar.

Entre miradas

Entre miradas
Germán Huici – Elba

Un libro pequeño en su forma, pero grande en su interior. Germán Huici nos regala una serie de ensayos y reflexiones en los que, partiendo de la contemplación de obras de arte de distintas épocas, nos plantea una reflexión sobre nuestra época y nuestra función y efecto como observadores.

“Entre miradas” es un libro erudito, en la medida en la que solo un buen conocedor, puede encontrar en un conocimiento profundo, las líneas de un pensamiento claro y con vocación divulgativa. Pero al mismo tiempo, es un estímulo para que el lector tome conciencia de su participación como observador, en la obra de arte y lo haga con un sentido crítico y, sin complejos, personal.

El autor vuelca referencias a nuestra vida contemporánea más prosaica en estas reflexiones que, aunque enlazadas sobre la base del arte visual, bien pueden aplicarse a la literatura o el cine.

Siempre con Walter Benjamin como referencia ineludible, esta joya es nuestro libro sorpresa que, como hace el autor con el arte, nos permite recuperar la función fundamental del librero, que no es otra que la de descubrir y ayudar a divulgar libros buenos, sin importar cuánto venderán.

En La Buena Vida estamos contentos de descubrir algo así, como lo estaban los buscadores de pepitasde oro al descubrir entre la arena del río, el reflejo dorado.

Felices los felices

Felices los felices
Yasmina Reza – Anagrama

Ya nos avisa Yasmina Reza con el título de cada uno de los capítulos que componen “Felices los felices”. No hay aquí un único personaje protagonista, ni siquiera un pequeño grupo de personas en torno al que se desarrolla la acción. Son los dieciocho personajes que dan nombre a cada uno de los episodios los que se convierten según el caso en protagonistas o espectadores de lo que va sucediendo.

Sus historias narradas en primera persona se entrelazan sin aparente esfuerzo con otras en las que son actores secundarios, lo que nos permite ir armando un retrato más completo de cada uno de ellos. Porque, como en la vida y en La Buena Vida, no es lo mismo cómo nos vemos nosotros a cómo nos perciben los demás. Así, según avanzamos en la lectura, vamos completando pequeños rompecabezas gracias a las relaciones que les unen o les separan.

Y empieza el festival de las emociones, que es de lo que habla Yasmina Reza. De amor y de pasión. De deseo, locura o desencanto. Del pasado que vuelve y el presente que no encuentra su rumbo. De la necesidad de ser amados. De cómo la vida a veces nos arrasa sin compasión.

Imposible no encontrar un punto de conexión con lo que siente alguno de los personajes. Pero cuidado, que hablamos de emociones. Y aquí Reza no nos avisa. Aquí nos encontramos de golpe tocados, muchas veces heridos, sin saber muy bien cómo ocurrió. De nuevo como en la vida misma.

Ay! Felices los felices..

La viuda descalza

La viuda descalza
Salvatore Niffoi – Malpaso

Esta trágica historia transcurre en dos pequeños pueblos del interior de Cerdeña, Taculè y Laranei, donde  la superstición, la ojeriza y la maldad son armas arrojadizas contra las que sus habitantes tienen que defenderse constantemente. La historia se desarrolla después de la Gran Guerra, en un tiempo en el que se trabaja de sol a sol y nadie olvida ni perdona nada. Parece que las rencillas familiares también se heredasen, al igual que las tierras y las cabras.

En ese entorno rural se conocen Micheddu y Mintò, dos jóvenes enamoradizos que desde muy temprana edad saben que quieren estar juntos. Él es ese tipo de hombre que nace con la estrella de la muerte pegada al pecho, rebelde, rudo y algo pendenciero cuando el vino le enciende la sangre. Como consecuencia ella enviuda muy  joven. En este contexto, Salvatore Niffoi desarrolla esta tragedia novelada y sangrienta, poética, lorquiana, en la que rezuma la crudeza de una vida atravesada por la ignominia de unos personajes embrutecidos y condenados a repetir patrones de comportamiento violentos. Niffoi no sólo narra la historia de una venganza, sino que muestra el teatro pernicioso y grotesco en el que los habitantes de esas tierras han convertido el mundo. Hacía tiempo que no llegaba a la mesa de novedades de La Buena Vida un libro que me conmocionase de esta manera.

Esculpe este escritor sardo su prosa con un estilo brillante y crudo a la vez, que refleja muy bien la desesperanza de su literatura, como si su poética naciese de los nervios de un sol encrespado. Con respecto a los personajes, éstos representan los arquetipos humanos que quizá en la vida real hay que deshojar como a una cebolla, para saber de qué manera son realmente. Uno de ellos es el tío Imbece, un anarquista con una biblioteca considerable y muchas lecturas; va a ser él quien introduzca a Mintò en el mundo de los libros y una de las pocas personas con las que la protagonista se va a sentir a gusto. Los libros van a ser un remanso de paz , un coto donde aislarse de la miserable realidad. El tono de la narración, que corre a cargo de Mintò, años después de suceder los acontecimientos, es de un resentimiento enfermizo que no cesa.

Muerte y sangre, venganza, fiereza entre ríos y bosques, ilusiones truncadas y barbarie en esta novela lírica, que no por ello carece de argumento.

David García

Cocina y Literatura

Pierre Bordieu-La distinción

distAmor es una película dirigida por Michael Haneke que muestra la vida de una pareja burguesa de personas mayores en su día a día. La señora está enferma y su marido cuida de ella. La casa es amplia y luminosa, un pisito muy apañado en algún buen barrio parisino. Si mal no recuerdo, hay una subtrama en la que aparece un pianista, como símbolo de distinción y alta cultura. Cuando la pareja de ancianos se sienta a la mesa, la copa de vino no falta, tampoco el solomillo rosado vuelta y vuelta, acompañado de algunas  verduras. Dejemos esa película y ese director, pero no el cine ni Francia. En De Óxido hueso, película de Jacques Audiard, hay una escena en la que padre e hijo desayunan. La casa parece sucia y la televisión truena al fondo. Él, un tipo joven y pendenciero, come desaforado y cuando echa mano a la nevera, ésta parece repleta de yogures. Ni rastro de pescado o carnes rojas, como en la buena familia a la que retrata Haneke. En La distinción, Pierre Bordieu hace un estudio sobre los gustos y las relación que hay entre ellas y las clases sociales. Hay gente que degusta, otra que come y alguna que engulle. A partir de un estudio de investigación y un importante trabajo de campo, el sociólogo francés analiza las costumbres y tradiciones de la sociedad y reformula los pilares sobre las que esta se sostiene.  No es lo mismo comer carne roja que yogures.

El festín de Babette. Isak Dinesen

babetteComer y beber bien. Agradecer y ser agradecido. De eso trata esta pequeña joya de la literatura universal que Nórdica publicó en 2007, con ilustraciones de Noemí Villamuza. En ella se cuenta la historia de Babette, una mujer que después de estar durante 14 años trabajando para 2 hermanas, como sirvienta, en una aldea de la costa danesa, cree que ha llegado el momento de mostrar su agradecimiento. Y para ello monta un festín en el que la cocina francesa deja sus aromas en las palabras.  Abrir este libro es dejarse seducir por la literatura y la buena cocina.

Hamburguesas gourmet. VV. AA

hamburguerEs cierto que las hamburguesas siempre estuvieron asociadas a la comida basura. Pero  piensa en un pan de calidad, nada de harinas blancas y refinadas. Y dentro, como si fuera su habitat natural, imagina una buena carne picada de primera, ya sea de buey, de ternera o de pato. Paro los vegetarianos podemos pensar en un atún o salmón bien picado, por ejemplo. Y a eso añádele unas salsas, queso brie, cebolla caramelizada, ¡la sencilla y fresca lechuga! En este libro, los autores cuentan su experiencia en Blend, un resaturante de Santa Mónica donde se dió la revolución de la hamburguesa gourmet en 2010. Parece exagerado, pero las fotos, la sencillez de las recetas y el resultado lo dejan muy claro. Un libro que te hará ver las hamburguesas de otra manera.

El chef-Simon Wroe

Chef, El_135X220La cocina y el humor no son como el agua y aceite.  Éstos dos últimos son imposibles de mezclar, pero no los primeros. La prueba está en este divertido libro escrito por este ex chef convertido en periodista. Estructurado como si fuera una carta de restaurante: Entrante, platos principales y postres, con dos interludios de por medios, Wroe cuenta la historia de Monóculo, un joven que entra a trabajar en un pub de barrio con “ínfulas gastronómicas”.  Bob es el chef, un tipo complicado, duro y con mala baba. Un día, Monóculo y su compañero de trabajo, Ramilov, son arrestados. Algo ha salido  mal.

El perfeccionista en la cocina-Julian Barnes

1201¿Quién ha dicho que la cocina no puede ser una aventura? En este libro, Julian Barnes demuestra todo lo contrario. El escritor inglés cocina y le da al arte culinario un aire literario excepcional, como cuando a la ensalada le damos el último toque con sal, aceite y vinagre. El humor pasea por este libro igual que el aroma de una carne braseada . Como en una buena comida, este libro marida a la perfección con un vino.

La familia de la comida-Ferran Adriá Costa

bulCuando la cocina de elBulli estaba a pleno rendimiento, el equipo con el que el Adriá trabajaba comía en la trastienda de la sala de máquinas. Ese menú que cada día preparaban para ellos mismos es lo que recoje este libro de cocina. No trata sobre qué cocinaban para los comensales en ese restaurante tan exquisito, sino que se cocinaban, el mejor cocinero del mundo y su equipo, para sí mismos. Además aprenderás a cocinar para diferentes grupos, según el número de personas, y ha gestionar de manera eficaz tu despensa y tu nevera.

Breviario del cocido-José Esteban

cocidoHay tantas variedades de cocido que se podría decir que es casi un género con muchos subgéneros. Garbanzos, patata, chorizo y morcilla, y un poco de tocino para darle ese sabor tan especial. Hay quien le echa col, zanahoria y hasta judías verdes. Un poco de gallina fresca para que los garbanzos naden en un caldo blanco. ¿Por qué no medio kilo de jarrete para la ‘pringá’? Con este breviario descubrirás muchas cosas sobre una de las comidas más tradicionales de España.

El dilema del omnívoro-Michael Pollan

omniIncluido en la lista de los 10 mejores libros elaborada por The New York Times y The Washington Post en el año 2009, El dilema del omnívoro es un estudio profundo sobre las implicaciones políticas, económicas o psicológicas del acto de comer. El autor hace un trabajo de investigación sobre la industria alimentaria y explica el porqué de los precios tan bajos de la comida basura. También analiza otros aspectos del sector, como si los componentes que colocan en las etiquetas de los productros orgánicos se ajustan a la realidad.  El autor quiere tener una percepción desde tantos puntos de vista que hasta se va a una granja a trabajar. Pollan ha escrito un libro de perspectiva holística en el que aborda de manera muy  completa la relación del hombre con la comida.

Comí-Martín Caparrós

comíPara ser operado, el protagonista de este libro -mezcla de novela, memorias y ensayo-, tiene que vaciarse por dentro, dejar sus intestinos más limpias que la patena. A partir de lo que el personaje va dejando atrás, Caparrós va a reflexionar sobre el cuerpo, la comida, la medicina, el ser humano.

El gourmet solitario- Jiro Taniguchi y Masayuki Kusumi

gourNada como un cómic para conocer la comida japonesa y su ritual, sus costumbres, la de una cultura tan milenaria como extraña para los occidentales. Además, todo visto desde el punto de por un hombre solitario, que recorre las calles de Tokio, que se mueve con gran facilidad por otras localidades. El gourmet solitario es un libro para conocer la comida tradicional japonesa. Eso sí, después hay que acercarse a un restaurante a degustar.

Venecia. Recetas de culto-Laura Zavan

venecialasrecetasdecultoSon 100 recetas y la ciudad de las góndolas como fondo. La edición es un lujo y ver en sus páginas la propuestas de la mejor cocina italiana, desde la pasta fresca, pasando por el risotto o las jugosas carnes, para acabar en las golosinas de venecia, hará que no quieras dejar de seguir degustando una de las cocinas más valoradas en el mundo. Zavan, además propone 5 rutas por la ciudad. Lógico, después de comer hay que pasear.

La mafia se sienta a la mesa-Jacques Kermoal/Martine Bartolomei

la_mafia02No hay más que acercarse al cine para ver a la mafia ajustando cuentas, un tiro por aquí, un degollamiento por allá, una rutinaria recogida de dinero que se complica. No hay escrúpulos, el negocio es así. Otra cosa es cuando se sientan a la mesa y las servilletas de tela caen sobre las barrigas. Este libro describe las comidas, cenas o banquetes que, por su importancia histórica o legendaria, ocupan un lugar preeminente en la gastronomía mafiosa desde 1738, año en el que se fundó. Todo es celebración, cualquier acontecimento es bueno para organizar una comilona. Ojo, después de un buena comida puede llegar la vendetta.

Cuchara de plata-Phaidon

cucharaDicen que es la Biblia de la cocina italiana. Tiene más de 2000 recetas, todas muy sencillas y bien explicadas. No sólo eso, la nueva edición incluye 400 nuevas fotografías. Además de incitar a lo sencillo y lo práctico, también tienes la posibilidad de disfrutar de las recetas de algunos de los chefs más prestigiosos de Italia.

La cocina de la salud-Valentín Fuster/Ferran Adriá/Josep Corbella

saludMantener unos buenos hábitos alimentacios es indispensable para tener buena salud. En este libro se reconstruye la vida de una familia, la cual puede ser un buen ejemplo para no despeñarnos por el barranco del colesterol, o incidir demasiado en la gesta de hidratos. Desde el desayuno hasta la cena, pasando por la compra diaria, el lector podrá entender qué es lo mejor para nuestra salud, sin dejar por ello de disfutar de una comida rica y equilibrada.

 

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 5.939 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: